Pensiones: el factor de sostenibilidad se aleja del principio de contributividad


Pensiones: el factor de sostenibilidad se aleja del principio de contributividad


Principio de contributividad

Significa que cada uno recibirá en el futuro una pensión teniendo en cuenta sus contribuciones al sistema, con un mínimo de 15 años para acceder a la prestación.

Por este principio, quien cotice más año y más cuantía, recibirá pensiones más altas. Con ciertos matices. Las pensiones más altas se van a topar de acuerdo con otro principio, el de solidaridad. No se recibirá una pensión por todo lo cotizado, sin que se limitará a la pensión máxima de cada año se apruebe. Como también se garantiza una mínima.

Factor de sostenibilidad

Se trata de un factor de ajuste automático de la pensión que, con el objeto de mantener la proporcionalidad entre contribuciones realizadas y prestaciones esperadas, relaciona la cuantía inicial de la pensión de jubilación con la evolución de la esperanza de vida.

Este factor se determinará de acuerdo con la esperanza de vida durante periodos de cinco años.

Una vez calculada la pensión, se le aplicará este coeficiente de sostenibilidad. Así, se matiza la cuantía de la pensión de acuerdo con dicho factor. Este factor iba a empezar a aplicarse el 1 de enero de 2019, pero, por el momento ha sido suspendida su entrada en vigor.

El choque entre ambos principios

El principio de contributividad busca que cada uno reciba una pensión a acuerdo con sus aportaciones al sistema, sin embargo, el factor de sostenibilidad tiene en cuenta cuestiones ajenas a dicho principio como es la esperanza de vida.

De esta forma, después de haber sido calculada la pensión de acuerdo con las contribuciones de los trabajadores (según tiempo y cuantía de la cotización), su prestación será matizada según la esperanza de vida que se le calcule a él y a los pensionistas de su generación.

En definitiva, la pensión queda vinculada a la esperanza de vida que se valore cada cinco años, una cuestión totalmente ajena a las cotizaciones de los trabajadores.

Es de imaginar que, si la esperanza de vida sigue en ascenso, el factor de sostenibilidad cada vez reducirá en mayor medida la cuantía de la pensión de jubilación.

Por otro lado, la fecha de acceso a la pensión de jubilación también influirá en su importe, puesto que, según sea incluido en un grupo u otro, la cuantía quedará más o menos reducida.

En resumen, el factor de sostenibilidad se aleja del principio de contributividad en cuanto se va a aplicar a todos los pensionistas, con independencia de su contribución al sistema.

Información facilitada por: BBVA Mi Jubilación.

Publicado por Invertia.